martes, 18 de marzo de 2008

Ayer

Ayer se formaban largas filas frente a las heladerías,
había un chico haciendo equilibrio sobre un barandal,
algunos barrían la banqueta y regaban sus plantas. La calle olía a agua, a viento y a sol.
El cielo estaba limpio. Había gente con sombrero y gente sentada en el umbral de su casa.
Estuve con un amigo y hablamos de amor y de literatura. Pasamos por la plaza.
Por la tarde fui a casa de mi hermana. Tomamos una cerveza y nos reímos. Era como si fuera un domingo sin lunes y ya fuera a llegar la primavera.