domingo, 20 de marzo de 2016

La inspiración está en otra parte

Alguien trajo a la puerta de casa
un libro con relatos de navegantes.
Antes estaba ese hueco
pero esta noche dejó de llover,
desde la gran ciudad vino un viento helado
y sacamos los pulóveres de lo hondo del clóset.
No sé si saldrá el sol mañana pero
terminaré de escuchar este programa de radio,
tal vez pique unas galletas húmedas de la alacena
y me meteré en mi pijama y la cama estará caliente.
No tengo nada que contarle a nadie,
sólo leí ese libro sobre navegantes
y no creo que haya
algo más importante que letras como olas
capaces de llevarte a lugares que no conocías hasta entonces.

¿Pensarás en mí tanto como yo en ti?
Te extraño, capitán.