miércoles, 26 de diciembre de 2007

Primer post

Me muero de la emocion. Me desespera un poco que la computadora de mi hermana no tenga acentos. Queria empezar esto con el pie derecho. Supongo que es un aviso. No todas las cosas llegan como esperabamos que fueran. Espere a tener este blog al menos un año. No estaba segura. Tenia miedo, verguenza. Me ganaba la humildad o la imbecilidad. Pensaba que otros tenian el derecho de hacer publica su obra y a lo mejor yo no. 
Pero por fin me anime. Es increible adquirir una nueva responsabilidad. A mi, como soy bien ñoña, me encantan esas cosas. Desde ahora tengo que llenar este espacio periodicamente. Tendre mas cuidado que siempre, porque ahora existe la posibilidad de ser leida por alguien que no conozco. Con los cuates uno siempre tiene prestaciones. 
Estoy inmensamente feliz. Parece tonto. Cualquiera tiene un blog y eso es lo maravilloso de la primera vez. Para mi no es cualquier cosa. Siento como si estuviera dando el primer paso importante de un monton de cosas que espero alcanzar en mi vida. Dirian algunos.- ¡Solo es un blog tonta! ¡Ah! para mi es mucho más que eso (ya encontré los acentos).
Bueno. La cosa es que yo empecé en esto del quehacer literario por culpa de un autor, culpable de que muchos hiciéramos lo mismo. No es nada original, pero cada historia inspiradora lo acerdita más. La primera novela que leí en mi vida fue La historia interminable de Michael Ende. Desde entonces empecé a leer su obra asiduamente. El siguiente texto significa un montón de cosas para mi. Es el verdadero provocador de una revolución interna que me guió directamente a tener la necesidad de escribir. He aquí un cuento maravilloso y le dedico el primer espacio de mi blog a Ende. Está de más decir que este texto tiene todos lo derechos reservados. Hagan click aquí: El pasillo de Borromeo Colmi 



4 comentarios:

Coquelicot dijo...

Amiga!!!!
Estoy con una tristeza chiquita de Navidad (post Navidad) y me encuentro tu mail y la sorpresota del blog (no me aguanté las ganas de comentarte). Ando en Texas entre platos gigantes de comida. Regreso mañana...bueno aparte de contarte mi vida quería darte la bienvenida. el título es magnífico, amo los duelos (y los aeropuertos)
La quiero y la beso y le deseo lo mejor del mundo siempre siempre
Amapolina emocionada

Guillermo Vega Zaragoza dijo...

Buena suerte con tu blog!!!

Un beso.

G.

Ginette dijo...

Mi hermosa Lucia...

Me encanta tu emoción siempre tan fresca y natural. ¡Un verdadero deleite!

Felicidades por tu blog. Tan pronto que tenga el mío te paso el link.

Un abrazo y mucho cariño,

Ginette

Ceteris Paribus dijo...

Hey... yo empecé mi blog hace poco. No soy escritora ni pretendo serlo pero alguien me dio el empujon para que iniciara mi etapa de 'encueramiento cibernético. Creo que todos tenemos grandes cosas que decir y compartir así que welcome al mundo de los blogs.